domingo, noviembre 23, 2008

Siempre presentes, faltaba más

‘En las juntas directivas de grandes multinacionales, como Chevron Corporation, Exxon Mobil, Carlyle Group, Verizon, Halliburton, Blackwater y otras, se encuentran los mismos nombres que los directores, asesores y miembros de instituciones supuestamente independientes como Human Rights Watch, Ford Foundation, Rand Corporation, Transparencia Internacional, International Crisis Group, Freedom House, National Endowment for Democracy, Cato Institute, American Enterprise Institute, entre otras.

‘Entre esas empresas e instituciones, se encuentran también altos funcionarios de la CIA, el Departamento de Estado, el Pentágono y hasta de la Casa Blanca. Y personalidades de esas grandes multinacionales, instituciones supuestamente independientes de gran influencia, y agencias estatales de seguridad, defensa y política internacional también figuran en las listas de las tres organizaciones más poderosas del mundo: el Grupo Bilderberg, la Comisión Trilateral y el Council on Foreign Relations (Consejo de Relaciones Exteriores ‘CFR’), las que se reúnen con frecuencia para tomar decisiones sobre el futuro de nuestros pueblos’.


La información anterior aparece en la introducción del libro La Telaraña Imperial. Enciclopedia de Injerencia y Subversión de Eva Golinger y Romain Migus, que será publicado próximamente por Monte Ávila Editores, de Venezuela.

1 comentario:

Isa dijo...

Estimada Ana María:
La conozco desde hace tiempo, que leo sus columnas. Además he leído sus poemas, así que me identifico con usted. Y por si eso fuera poco, soy de su bando: me encantan los perros y comprendo que su perrita se llame Lola. Para mí no hay nada censurable en llamar a los perros con nombres de personas.

Este año murieron mis dos perritos: Copérnico y Canelo. Uno ya tenía 16 años y un listado de problemas (cataratas, cardiopatía, hipertensión, artritis, etc.); el otro tenía 10 años, murió por metástasis de un cáncer. Ambos fueron rescatados de la calle, así que sus edades son aproximadas y probablemente la vida que llevaron antes condicionó sus problemas de salud.

Ningún perrito sustituye a otro, ¡Vaya si lo sé! Cada uno tiene su propia "perronalidad", es único. Si Usted decide adoptar a otro perrito, quiero ofrecerle a Grisi, una perrita que rescaté y a quien estoy buscándole un buen hogar. Tiene menos de un año, fue atropellada y gracias a Dios su cadera se recuperó bien: camina, salta, juega... Es de tamaño mediano, de color amarillo, con orejas triangulares. Es muy cariñosa y juguetona.

Sé que siempre sus perritos han sido dachshund. Pero créame, un perrito rescatado de la calle, es un animal súper lindo y cariñoso, aunque no sea de raza. Si se anima a adoptar a una perrita sin raza, yo con gusto le doy a Grisi, porque sé que la va a cuidar bien.

La llamé Grisi porque cuando la encontré frente a mi casa, era de color gris. Luego de un baño, su color amarillo suave salió a luz. Está vacunada, desparasitada y necesita urgentemente un hogar, ya que tengo otras dos perritas (también rescatadas de la calle) y no la quieren.

Yo aún extraño a mi Coper y a Canelo. Cuando supe que Canelo sólo tenía 2-3 meses de vida, y viendo cómo se deterioraba la salud de Coperniquito, decidí que adoptaría otros dos perritos. Todas las vivencias y recuerdos de mis difuntos perritos, siguen conmigo. Y el dolor que me provocó la muete de ambos, aún persiste. Canelo murió en marzo y Coper en abril. Pero tener a estas dos peludas me ha ayudado mucho... Las adopté en mayo. Llevan 6 meses conmigo y hemos aprendido mucho juntas.

Sé que ser una persona que ama a los animales en un país en el que la vida humana no es respetada, es extraño. Una se ve como "bicho raro". Pero la verdad, viendo cómo somos los humanos, concuerdo con Diógenes cuando dijo: "Más conozco al hombre, más quiero a mi perro".

Por favor, si está interesada en Grisi, comuníquese conmigo. Yo se la regalo con gusto y con la tranquilidad de saber que se va a un buen hogar.

A Lolita, le deseo unos días tranquilos junto a Usted. Gócela todo lo que viva y ojala no sea necesaria la operación.
Namaste