miércoles, noviembre 12, 2008

El New Deal de los empresarios

Los empresarios, la oligarquía guatemalteca, tienen dos juegos de ojos para ver el mundo: el de ellos, en el que no caben todos los guatemaltecos -–porque si cupieran no habría más del 50% de la población por debajo de la línea de la pobreza-- y del cual se sirven para obtener buenas ganancias para sus empresas, y otro para ver, de manera muy deficiente, sus responsabilidades y el papel que le toca desempeñar a un gobierno.

Ambos pares de ojos lloran a mares cuando se trata de hablar de impuestos, y eso es lo que sucede en estos días, cuando una inmensa mayoría de miembros del Cacif se opone violentamente a un remedo de acuerdo fiscal al que habían llegado con el señor Colom y con el ministro Fuentes Knight.

Sucede que, enfrentados como estamos a un crash económico similar al del año 29, solo que de proporciones muchísimo mayores, lo único que pueden ofrecer, para enfrentar la crisis en este país de pobres son medidas similares a las que tomó el dictador Ubico, opuestas diametralmente a las que tomó el presidente estadounidense Roosevelt, quien con su New Deal sacó a EEUU del hoyo en el que se encontraba.

Por lo anterior, EEUU se convirtió en un país pujante, con gobiernos y leyes socialmente responsables; no fue sino hasta en la década de los 70 que el neoliberalismo logró cambiar el rumbo de aquel país hasta depositarlo en la sima económica en que se halla y a la cual ha arrastrado a casi todo el planeta.

Sobre el país de Ubico ni siquiera tengo que dar detalles. Pero eso es lo que receta la cúpula económica guatemalteca antes que pagar los impuestos que le corresponden.

3 comentarios:

EL ENMASCARADO dijo...

lo bueno de ser pobre es que la crisis que se viene solo suena a una mas...
Lo malo de ser pobre es que siempre sera quien paga o pagarå! por cualquier mala decision del Gobierno o de la Cupula empresarial.
Para poder cambiar un pais hay que eliminar la ignorancia y la miseria (Y eso se aplica a los dos polos antagonicos del espectro social...).
Saludos .

luis godoy dijo...

A mi lo que me hace llorar es que Guatemala tiene uno de los gobiernos más corruptos del mundo (lo dice transparency.org), y aún asi hay personas de acuerdo en aumentar los impuestos...

Anónimo dijo...

A mí me causa no llanto, sino lástima contemplar arrimados clasemedieros (guanabíes que les dicen) remedando los argumentos con que la oligarquía defiende sus intereses.
Pobres ellos.