miércoles, diciembre 17, 2008

Terrible paliza al iraquí

Tal como se temía, Muntadar al Zeidi, el periodista iraquí que insultó y lanzó sus zapatos al presidente de EEUU, George Bush, sufrió una paliza y como resultado de ella tiene una mano y varias costillas rotas así como una hemorragia interna y una herida en un ojo. El video del ahora héroe islámico, que ha dado la vuelta al mundo varias veces, muestra a los hombres ennegrecidos -–guardaespaldas, no cabe duda-- rodéandolo ominosamente. Y el hermano de al Zeidi ha contado a la BBC las secuelas de la golpiza.

Según Dargham al Zeidi ha explicado a la BBC su hermano compró un par de zapatos de fabricación iraquí en uno de los centros comerciales más conocidos de Bagdad. Y de acuerdo con algunos periódicos árabes, el ex entrenador de la selección iraquí de fútbol, Adnan Hamad, ha ofrecido 100.000 dólares por los zapatos, mientras que un ciudadano saudí podría haber propuesto 10 millones.

Según la BBC se cree que el herido ha sido trasladado a un hospital del ejército de EEUU y el hermano ha asegurado que a pesar de todas las ofertas recibidas no ha tenido acceso a ninguna defensa desde que fue detenido el pasado domingo. Por lo tanto, puede ser considerado, según la experiencia guatemalteca, y a pesar de haber sido filmada su detención, como un desaparecido cualquiera.

Aisha, hija del dirigente libio el Khadafi, ha anunciado que su organización benéfica concederá al periodista iraquí la medalla al coraje, ya que considera que su acto es una ‘victoria para los derechos humanos’.

2 comentarios:

el Kontra dijo...

Hola. Creo que esto era de esperarse y es incluso probable que lo desaparezcan. Otro colega de blogs lo dijo muy bien, solo falta que declaren los zapatos como arme de destrucción masiva.

Al-Zeidi hizó lo que muchos hubieramos querido hacer pero se sabía de las consecuencias.

Saludos.

Goathemala dijo...

Mira que es triste.

Yo tengo por aquí una botella de un excelente cava que descorcharé cuando Bush deje la Casablanca. Lo digo en serio. Mi mejor espumoso no para el 31 con las uvas sino como agradecimiento a su marcha. Menudo herencia deja la "criaturita". Sé que Obama al final defraudará nuestras expectativas pero ¡es tan grande el cambio! que la alegría será irreprimible.

Abrazos y nuestros mejores deseos en estas fiestas.