martes, noviembre 27, 2007

Pocos los elegidos

Los chefs guatemaltecos están preocupados. No tenemos una comida que nos represente, han pensado, y ayer, en un acto celebrado en el Palacio Nacional, escogieron cuatro platos, les dieron aspecto de nouvelle cuisine, aunque la tal cuisine tenga ya más de dos décadas, y lograron que alguien --no lo reportan los periódicos-- los convirtieran en patrimonio cultural intangible.

El pepián, el jocón, el kaq 'ik y los plátanos en mole fueron los guisos premiados. Aunque no puedo yo afirmar, de corazón, que se ha premiados platos tan contundentes en la vida real, asociándolos con esas migajas maquilladas que aparecen en la foto principal de Prensa Libre.

Como los chefs se preocupan de comidas que puedan ser presentadas así tan chulas, ni siquiera pensaron en el maíz. Tamales rojos, negros, chuchitos, tamalitos de elote, de chipilín, tayuyos, tamales de camino y todas las variedades de tamales y tortillas se les quedaron en el tintero. Los atoles, que constituyen una lista interminable, tampoco fueron mencionados.

Tampoco pudieron entrar al banquete el chojín, el guacamol, los frijoles volteados, las tostadas con salsa, las enchiladas, los chiles rellenos. Ya no hablemos del revolcado, los puliques ni muchos otros guisos 'en amarillo' incluidas las proletarias tiras.

Afuera quedaron los frijoles blancos con espinazo, los rojos con chicharrón, las piloyadas, los iguashtes, lo que ustedes quieran y han comido desde pequeños en la casa familiar.

No podemos olvidar el arroz a la valenciana, plato absolutamente guatemalteco que no tiene relación con la paella más que en su aspiración 'a la valenciana', pero que es creación guatemalteca; mi abuela española no le ponía alcaparras a la paella, pero mi abuela india se las mezclaba acertadamente a su arroz a la valenciana dominical tan añorado por mí.

El día en que yo lleve a la mesa platos como los presentados en el diario mi gente me borraría de la biblia familiar. Lo que no sería la primera vez que sucediera en el clan. A mi abuelo materno lo borraron porque se dedicó al teatro, cosa terrible en España en el primer cuarto del siglo pasado.

La lista de comidas guatematecas producto de la cocina indígena, la española, y todas las que han venido a recalar en estas latitudes es inmensa. A ver si le hes abierto el apetito y la añoranza a aquellos que andan lejos de estas tierras.

7 comentarios:

brtitus dijo...

Nada an~oro mas en Boston, que un buen plato de macuy con sus gotas de limon, una pizca de chile chiltepe y un un buen par de pishtones saliditos del comal... En gustos se rompen clases y formalidades mi querida AnaMaria. Lo que modestamente he aprendido de platos nacionales, y por lo que me gustan, esta mas relacionado con su sazon que con su presentacion.

charakotel dijo...

Desde las primeras líneas...

Abrazos.

Anónimo dijo...

Yo muero por unos tamalitos de chipilin, creo que es el savor que mas me identifica con mi casa,es decir, con Guatemala y los chiles rellenos de la canche que vive a un costado de la escuela de cristo.

Que bueno que en dos semanas voy de vuelta a casa,aunque sea por unos días, por el momento me conformo con un buen queso Gruyer y unos chocolates de la Lind. que es de lo mejor que hay por aquí,esde cir, Berna Suiza.

saludos y nos vemos pronto.

carlos rene garcia escobar dijo...

Ignoraron el platillo de origen prehispánico más auténtico en Guatemala. El Pinol. Se come en el noroccidente del Departamento de Guatemala y en toda Baja Verapaz. En Rabinal es de a diario, exquisito y barato.
Ignorantes. ¿O ignorantes a propósito?

gilcorzoj dijo...

Estimada Ana María:

Al leer tu artículo, se me hizo agua la boca. En vez de los plátanos en mole, yo hubiera escogido los rellenitos de plátano, opino que son más representativos de nuestra cocina chapina.

Aún recuerdo tu crónica de la preparación del fiambre en tu hogar.

Saludos desde Boston

EL ENMASCARADO dijo...

Empanadas de Lorocos,chicharrones y de chipilines, flores de ayote y de Izote, Mutas, Rellenos de Gallina, TAPADOS, Totopostes, Mojarras, RABOS,LENGUAS Y CHANFAINAS, veinte variedades de Tamalitos de elote (rellenos de carnes, verduras, pescado, simples etc) y asi Un caldo de pollo crema y lorocos...
ya me dio hambre

Ana dijo...

Ya sabía que se me iba a llenar de saliva este post.