martes, noviembre 27, 2007

Conversaciones en la catedral

Los dos socialdemócratas conversan. Atrás, una pintura de Miró y las banderas española y de la Unión Europea. Uno pide en préstamo barcos y aviones. Al fin, los militares van a tener juguetitos nuevos; siempre me han dado ternura los oficiales de marina que solo pueden jugar con barquitos de papel en la bañera de su casa y los pilotos, que le ruegan a Dios que conserve unidos esos aviones de museo que sacan a relucir el 10 de diciembre.

El otro, a cambio, le pide algo imposible: que ejerza el liderazgo en América Central. Nadie puede ejercer liderazgo entre tan variado pelotón. Pero siempre hay que pedir algo, prometer algo.

Las promesas de Colom son de otro orden y se las ha hecho a Iberdrola y a Unión Fenosa que ampliarán la red de electrificación. Los vecinos de muchos poblados del interior del país --igual que los nicaragüenses-- se quejan del pésimo servicio; deficiente, atenúa el periódico. No sé si las compañías de electricidad españolas son socialdemócratas.

Tampoco sé si Telefónica es socialdemócrata, pero durante la visita de Colom, los telefónicos anunciaron un plan para aumentar su inversión en el país.

Colom ofreció trabajar para garantizar la seguridad de las inversiones y solucionar ‘problemas de burocracia’. ¿Se nos transformó en encomendero?

2 comentarios:

Henoc dijo...

Recordemos que los socialdemócratas españoles vinieron desde los noventas con su Cooperación en la mano izquierda, mientras que con la derecha nos traían Terra, Telefónica y U. Fenosa.

Goathemala dijo...

¿Telefónica y las eléctricas socialdemócratas? Me da que se adaptan a lo que encuentren pero si se las da cuerda libre (o mano invisible) devoran todo. Capitalismo de siempre.

Saludos.