martes, octubre 23, 2007

Penas de amor

Encuentro en un libro el fragmento de una opinión de García Márquez sobre Borges en el que para enaltecer al argentino --que no ganaba ni ganó el Nobel-- echa aceite hirviendo sobre Asturias:

‘La política de Borges es más honrada que la de Asturias quien se ha vendido para conseguirlo’.

Lo dijo --a propósito del premio que más tarde le sería otorgado también a él-- en una entrevista aparecida en un periódico español en 1968. E ilustra bien cómo hablar mucho puede conducir a errar en demasía.

Me topé con semejante afirmación a las tres de la mañana y un triste velo se ha interpuesto entre la obra del colombiano y yo. Pero pasará. Todas las penas de amor pasan.

2 comentarios:

Angel dijo...

Peor fue lo mío, que una vez oí una entrevista con María del Mar Bonet. Pero, en efecto, al siguiente disco me reconcilié.
Coroloario: zapatero a tus zapatos, los escritores a escribir, los cantantes a cantar y los políticos... esteee, upss, no sé...

Goathemala dijo...

A mi se me fueron mitos al garete por cuestiones similares. Luego acabé perdonando esos pecadillos.

Más que lo que Angel diría que un poco de comedimiento nunca viene mal.


--
Saludos.