jueves, septiembre 20, 2007

Manos inconexas

Es cierto: aconsejaban --a propósito de dar limosnas-- 'que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda'. Una de las mejores muestras de cómo esta falta de coherencia neural funciona para pasar por éticamente correctos nos la da mi amigo Ángel, que ha efectuado una labor periodística ejemplar de la que da fe en su post Un conflicto de intereses, publicado en Golem.

No se pierdan ese trabajo.

1 comentario:

Goathemala dijo...

Te lo agradezco. Desde que lo recomendaste unas entradas atrás lo sigo y me encanta pero precisamente ese artículo no lo leí.

--
Saludos.