jueves, julio 26, 2007

Defender la familia y la nación

Lo único que se me ocurre aconsejarle a los candidatos rezadores es que se fijen bien en ese programa para niños, los Teletubbies, que dicen que induce al homosexualismo porque los propios Teletubbies son homosexuales. A lo mejor sería bueno censurarlo para bien de nuestros infantes.

Tan peligrosos son esos muñequitos como en su tiempo lo fueron los Pitufos, que eran totalmente diabólicos. Pero ya que estamos en un momento de purificaciòn y de defensa de los valores familiares y nacionales, sería bueno que prohibieran esos libros perversos de Harry Potter, porque tratan de brujos y brujas, cosa que está totalmente reñida con las más puras creencias cristianas. No en vano la santa inquisición mandó a la hoguera a miles y miles de seres perversos, tan diabólicos como los Pitufos esos.

Dejándome llevar por un arranque de apasionada defensa de la familia, creo que sería bueno que las mujeres retornáramos al hogar, dejáramos de teñirnos el pelo de colores y entre cocina y labores de mano, encaneciéramos y nos arrugáramos como dios manda: 'la pata quebrada y en casa'.

Hay que seguir el ejemplo de los hermanitos polacos, los Kaczynski, fervorosos cristianos que están poniendo su granito de arena allá en Polonia, y que han propuesto que en Europa se restablezca la pena de muerte.

Caramba, si siempre hay hacia donde volver la vista en períodos de gran zozobra.

4 comentarios:

Goathemala dijo...

Me divierte el sarcasmo. Si los Teletubbies fomentan la homosexualidad los Simpson deben ser por lo menos de Al Qaeda.

Abrazos.

BRTitus dijo...

De verdad que... Nos quedamos sin palabras. Entonces, no seran "Los tres chiflados" responsables de la violencia familiar?

Wingston González dijo...

sólo falta que tengamos que orar el día de la toma de posesión. mala señal ana.

Soledad dijo...

Y podrìamos agregar que hay que prohibir "El Chavo del Ocho" porque fomenta la violencia... jejeje