martes, junio 12, 2007

Pero rápido, para ayer...

Con un cinismo que eriza el pelo el almirante William Fallon le ha exigido al primer ministro iraquí, Nuri Kamal Al-Maliki, que lleve a cabo ‘avances políticos tangibles’ de aquí al mes entrante, para contrarrestar el malestar en el congreso de EEUU en cuanto a la guerra.

También le advirtió que en el mismo plazo tiene que estar lista la ley que se refiere a la división de los ingresos por el petróleo que Irak comercializa.

La reunión de Fallon y Al-Maliki se produjo el domingo por la tarde, ante la presencia del embajador de EEUU, algunos asistentes de Al-Maliki y el periodista del New York Time, Michael Gordon, quien reportó lo sucedido.

Imaginé a Irak como una inmensa pantalla donde el rufián entra en la habitación, sopapea a la puta y luego le exige más dinero y pronto.

1 comentario:

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Ana María, leí en el Periódico que su papá ¿es o era? periodista ¿Cómo se llama o llamaba?