martes, junio 12, 2007

Excesos del calvinismo

Ayer un juez de Atlanta ordenó la libertad de Genarlow Wilson, un ex atleta universitario que fue condenado a diez años de cárcel por haber tenido sexo oral con una joven. Wilson tenía 17 años entonces, la muchacha tenía 15 y fue un acto voluntario de parte de ambos, pero el puritanismo gringo metió sus zarpas en el asunto y Wilson se fue a la cárcel.

A pesar de la orden del juez, el fiscal dijo que apelaría la sentencia, de manera que Wilson volvió a la cárcel.

La condena impuesta a Wilson es tan desproporcionada, tan fuera de lugar, que hay numerosas personalidades que han defendido su caso, incluyendo al ex presidente Carter; sin embargo, el calvinismo pesa más.

2 comentarios:

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Realmente es muy desproporcionado el castigo en relación al hecho, acá en Guatemala, con los valores tan "tradicionales" que maneja la sociedad, podría darse pero ¿en estados unidos, siendo la sociedad tan libertina como lo es?

Goathemala dijo...

No salgo de mi estupor: si ambos son menores y con consentimiento mutuo ¿donde está el litigio?