sábado, junio 16, 2007

Festival de Bonnaroo


La reunión se lleva a cabo una vez al año en Manchester, Tennessee, y tiene algunas reminiscencias de los míticos festivales hippie de los sesenta y setenta. Hay cantantes y una multitud de jóvenes. Pero en este tiempo el festival sirve para promocionar la música de las disqueras. Y el boleto de admisión cuesta doscientos dólares.

Alguna vez fui una niña de las flores y sigo creyendo que hay que hacer el amor y no la guerra.

4 comentarios:

charakotel dijo...

Un comentario justo para lo que sucede por estos lares con el festival de Roskilde. No cabe duda, todo el mundo está embarrado de similar sustancia...

Abrazos, doña Ana.

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Perdone mi desconocimiento pero ¿Qué es eso de la niña de las flores?

lu! dijo...

Ojalá acá existiera algo como eso, a lo más parecido que he ido es a jamtigua, pero aun así naaaa, no le llega.

Como dice mi tio, hacé el amor si es posible todos los días, vas a ver que feliz serás.

Pasaba para saludarte y dejarte mis mejores deseos...

Besos

la pequeña lu!

Ana dijo...

Querida Mónica, usted no tiene edad para saber que los niños de las flores fuimos quienes, en los años sesenta, nos oponíamos a la guerra de Viet Nam, queríamos un mundo diferente, donde hubiera paz. Le aseguro que si entra a Wiki, y anota flower children, hallará más información.