sábado, mayo 26, 2007

En favor de las ballenas

Hoy y durante el fin de semana, quien así lo desee puede dirigirse al presidente Berger, solicitando que Guatemala diga no a la caza de las ballenas. En las páginas de Greenpeace hay un formulario. Si no, diríjanse a la siguiente dirección electrónica:

abarahona@presidencia.gob.gt

con una carta en los siguientes términos:

Señor Oscar Berger Perdomo/Presidente República de Guatemala/Presente

Señor Presidente:

Conciente del grave peligro que enfrentan las poblaciones de ballenas en el planeta; por este medio expreso mi posición a favor de la conservación de estos mamíferos marinos. Como guatemalteco/guatemalteca solicito que el voto de mi país sea a favor de la conservación y protección de estos cetáceos y que en la próxima reunión de la Comisión Ballenera Internacional a celebrarse en Alaska del 28 al 31 de mayo, Guatemala se sume al bloque de países conservacionistas. A nuestro país llegan varias especies de ballenas y en un futuro, el avistamiento de estas especies realizado de una manera adecuada; puede ser uno más de los atractivos turísticos de nuestro país.

Y firman.

4 comentarios:

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Felicitaciones por su iniciativa, ya envié mi solicitud. El pais necesita mas personas conscientes de la protección de nuestro planeta, incluyendo por supuesto fauna y flora.

Juan dijo...

EXCELENTE...La CACERIA es simplemente 'TORTURA A LOS ANIMALES...eso de CATCH & RELEASE es un niñõ CRUEL que le gusta tomar ventaja de los animal...las ballenas son los animales mas nobles del mar, gigantes humildes y llevados por la industria a casi su extincion...Las unicas culturas que tienen ese derecho son las las consideran parte de su panteon de espiritus (Alaska, Hawaii) .
Lo triste en guatemala es el bussines que se embolso el PRESIDENTE al aceptar no se que mordidas de los BURROS JAPONESES CAZADORES DE BALLENAS...y el permiso es para cuestiones "CIENTIFICAS"
Gracias por la informacion...por cierto tengo un STENCIL DISPONIBLE EN FORMATO PDF PARA ESE PROPOSITO....BOICOTIEMOS A LAS AMPRESAS QUE TENGAN LA MANO UNTADA (:

Anónimo dijo...

Hola Ana María!
Tú no me conoces, pero siempre leo tus columnas en el periódico y alguna vez hemos leído poemas en Sophos.

No terminé de leer el artículo de Bush porque me aburre leer tanta estulticia junta. Increíble el inefable! De dónde se inspira para decir tanta sandez?

Te escribo por otra razón. Dado que no tengo otra forma (tu e-mail) para comunicarme contigo, te escribo por los dos artículos que has publicado acerca del juego de las farmacéuticas y la medicina.

Yo soy médica. Siento que hay dos elementos básicos que ningún estado debería dejar de lado, de los cuales se debería hacer cargo prestándolos con la mejor calidad posible: salud y educación.

Sin embargo, cada vez más y gracias a la globalización, el libre mercado, etc. Estos servicios se han ido privatizando en todo el mundo occidental (cuando los ha existido).

He llegado a pensar que existe un contubernio entre las empresas que venden productos comestibles nocivos para la salud (como Macdonalds, Pepsi, Coca, etc.) y las farmacéuticas. Que unos tienen acciones en los otros y viceversa, haciendo el trato diabólico de: "nosotros los enfermamos y ustedes los 'curan'".

Un amigo que es médico y salubrista ha investigado (vive en USA) la forma en que se realizan las investigaciones farmacéuticas: un grupo de investigadores realiza algún estudio sobre X sustancia activa, pero se queda sin plata para continuar el estudio. Entonces, alguna casa farmacéutica compra los derechos de la investigación y la continúa por su lado. ¿Sesgo de información? Probablemente...

Son millones de dólares los que se gastan en todo el mundo para vender los productos farmacéuticos "de marca", o como les ha dado en llamarlos últimamente "éticos". En el precio de cualquier medicamento original, va incluida la publicidad, la comisión para los vendedores, los dueños de farmacias y los médicos.

Es gracioso ver cuando presentan los estudios de X medicamento vrs Y (ambos para la misma enfermedad, de la misma familia, pero de diferente marca). Casi siempre hacen los estudios control con placebos (y evidentemente, cualquier cosa va a ser mejor que un placebo), en opíparas cenas. Y si es la presentación de un nuevo producto, es todo un show con "Los Huitecos" incluídos, baile, rifas y cena en algún hotel de la zona 9, 10 o carretera al Salvador.

Desde que empecé a ejercer me di cuenta de que, si una se descuida, el papel de los médicos viene siendo así como peón de las farmacéuticas. Vendedor minorista que promueve X ó Y producto a sus pacientes, dependiendo del nivel de convencimiento que tengan las empresas para presentar su producto y/o las ventajas que se obtengan al prescribirlo.

¿Qué importa recetar X medicamento, aún sabiendo que el genérico funcionaría, o que hay otro producto similar de menor precio si me dan un fin de semana en algún Resort -gastos pagados, para toda la familia-? ¿Qué importa realizar estudios -sin informar a las personas, algunas veces- para probar un medicamento, si me van a pagar un Congreso en Austria?

El problema, como muchos de los problemas actuales que aquejan a la humanidad, es la falta de ideales, la carencia de ética y la falta de compromiso. El valorar más el tener que el ser.

También influye el hecho de que se piensa que los médicos debemos mantener cierto status, cuando en la vida real, los salarios son bastante bajos, y para poder mantener a una familia, un médico (aún especialista o subespecialista), debe trabajar en dos o tres lugares a la vez, fines de semana incluídos en horarios de 12 o más horas. Un rato aquí, otro alla, incumpliendo sus horarios. No los justifico, pero comprendo su actuar.

En una sociedad consumista y globalizada, se deja de lado la solidaridad y el compromiso de garantizar una salud y educación de calidad, con la justificación de que cada quien debe pagar un seguro médico de acuerdo a su bolsillo y a sus posibilidades. Los seguros médicos no cubren el 100% de problemas de salud y cobran primas más altas a mayor edad. Así que a pesar de todo, el IGSS sigue siendo mejor opción.

Hay muchos factores que influyen en esto. Podríamos mencionar algunos:
-Insuficiente recaudación de impuestos (y ni hablar de la distribución de los mismos)
-Gran número de trabajadores en el sector informal
-Baja escolaridad
-Presupuesto insuficiente para salud y educación que provoca: falta de insumos, poco mantenimiento a instalaciones y equipo, bajos salarios.
-Acceso difícil a los centros de salud que cuentan con personal y equipo adecuado (ejemplo: alguna aldea o caserío del Occidente).

Te escribo esto para que veas que no sólo tú te has indignado al ver el estado de la salud en Guatemala. La pregunta del millón es: ¿Qué hacemos para mejorarlo? Una golondrina no hace verano. Claro, algo es mejor que nada, pero no es suficiente.
Namaste
Aída

Ana dijo...

@Aída: qué bueno me no me escribiste personalmente sino que dejaste toda la información en el blog. Creo que esa es la función primordial de los blogs. Que los lectores opinen y agreguen. Muchas gracias por tu intervenciòn.

Habría que formar un grupo --qué fácil, verdad-- que estuviera dispuesto a luchar por los intereses de la gente en contra de los intereses de los fabricantes de dinero.