domingo, junio 25, 2006

Densidad de las palabras

Las palabras son más o menos densas cuando contienen dentro de sí mayor o menor significado. La palabra rosa es capaz de evocarnos infinidad de conceptos tales como perfume, suavidad, cariño, belleza, amor, rostro bello - uno de sus significados durante la Edad Media- incluso algo desgarrador, como son las espinas. La rosa ya era rosa y se llamaba así desde antes de la era cristiana y a lo largo de miles de años ha ido acumulando esos y muchísimo más sentidos en apenas cuatro letras.

Sabedores del poder de las palabras con sus significados ocultos, llenas de sentido, los lingüistas y psicólogos a sueldo del imperio han creado nuevos términos con palabras poco densas, mejor si extraídas del lenguaje técnico, que a la inmensa mayoría de las personas no les dicen nada.

Decir 'civiles inocentes muertos por un bombardeo' tiene el peso sumado de todas las palabras que integran la frase. Que no es poco cuando uno la analiza.

Decir 'daños colaterales' no significa lo mismo

Daño: se dañan las páginas de un libro si se doblan, se daña un automóvil si choca, se daña una línea de teléfono. El daño puede repararse. La muerte, no. Colateral: palabra poco usual en el lenguaje diario, utilizada más bien por razones técnicas. Los niños, las mujeres, los ancianos, los hombres muertos y mutilados en Irak no son seres humanos. Son daños, y para eso, colaterales.

La 'guerra por la democracia y la paz' es el término con que el gobierno estadounidense esconde la palabra 'invasión', conocida por el ser humano desde la época en que éramos nómadas y nos soprendían en el sueño, dentro de la caverna. También es un invento del equipo de enanos que urde, en la más profunda oscuridad, esas palabras lisas, desprovistas de significado, que brotan como por ensalmo de la lengua del señor Bush, cuyas expresiones faciales deberían convencer a sus seguidores, los creacionistas, que los monos son nuestros primos.

4 comentarios:

br dijo...

qué sorpresa más grata encontrármela por aquí...

ya me pasearé despacio por los callejones de sus letras... y prometo hacerlo sin Girondos ni Pessoas, muchos menos Pizarniks ni Remedios Varo...

saludos y abrazo...

Arte dijo...

Es un gusto poder encontrarla en este espacio. Y no me queda mas que decirle que, la seguiré leyendo.
Abrazos.
Diego Silva.

Espero se de un tiempo, para ver lo poco que se de escribir. Si es que se.

Lu! dijo...

palabras...

es lo que hace falta para terminar tanta guerra absurda!

palabras...

lo que le fata a tanto politico absurdamente norteamericano!!

Lucy dijo...

Madre...

Me encantan tus entradas al blog...

besos