martes, octubre 02, 2007

Nacionalismos y otras infamias

La escritora Cristina Peri Rossi ha sido despedida de Catalunya Radio por hablar en castellano. Quienes deseen solidarizarse con ella, firmen aquí

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo si firmo y apoyo a la escritora!!!!

Coincidentemente yo viví en Barcelona e incluso tengo que regresar el año entrante, lo que más me reventó fue esa imposición política y de cero visión a futuro de perpetuar la necedad de hablar un idioma condenado a muerte!!! Lo que esa gente no se da cuenta es que los habitantes de Cataluña no tienen capacidad de hablar/escribir propiamente el español y con eso se condenan ellos mismos a perder competitividad en un mundo globalizado, además que ya de por si el ingles en España tampoco es muy dado….. yo para picarles el hígado cuando me hablaban en catalán les contestaba en ingles y les decía que no entendía español….. tendrían que haber visto las caras que me hacían cuando suponía confundir su idioma.

Solidaridad con Cristina

Espero que no se quede de brazos cruzados y demande a la generalitat por daños y perjuicios, discriminación, y cualquier otra cosa que se les ocurran a los abogados.

Salu2
LFP

comparto un chiste tan bueno que es de los pocos que guardo:

Chiste catalán.

Un madrileño en Barcelona entra en un bar y pide una caña en castellano. El camarero se la pone y le dice:

- Són noranta-cinc cèntims.

El madrileño deja sobre la barra noventa céntimos y sigue tomándose la caña tranquilamente. A lo que el camarero le dice:

- Escolti, falten cinc cèntims.

Y el madrileño ni puto caso, como quien oye llover. A lo que el camarero ya rebotado le suelta:

- Escolti que em deu cinc cèntims, no em faci muntar un nombre, m'està escoltant perfectament.

Y el madrileño a lo suyo, tomándose la birrita, como si estuviese sólo en el local. Por fin el camarero, rojo de ira, y escupiendo las palabras dice:

- ¡Oiga desgraciado. Me está oyendo y entendiendo perfectamente, págueme los cinco céntimos que me debe!

A lo que el madrileño sonriendo y echando mano al bolsillo para pagarle contesta:

- ¡Ya sabía yo, cabrón, que por cinco céntimos acababas hablando castellano!

Anónimo dijo...

Los "polacos" como les llamo yo siempre con sus pendejadas, tengo varios amigos catalanes además viajo seguido, y cuándo uno esta ahí son unos imprensentables.

Salu!

SF

Goathemala dijo...

Afortunadamente el aire que se respira el Cataluña no es tan crispado como el que la clase política nacionalista y cuatro mentecatos quieren crear. Voy a firmar por la escritora.

Fuera de asunto Ana: el hijo de Sonia, mi hijastro -mira que es fea esta palabra- está en Barcelona buscándose la vida como buenamente puede. Se enamoró de una chica barcelonesa y vino aquí. El amor tiene estas cosas. Viven juntos y va tirando poco a poco con su esfuerzo y nuestra ayudita. Este es el motivo de que este año no fuéramos ambos a Guate.

Abrazos.

Ana dijo...

@Goathemala: Que el porvenir de ambos sea tan bueno como el de ustedes. Mis mejores deseos. Ya será el año entrante.