miércoles, octubre 03, 2007

Blackwater explota

El escándalo de los soldados privatizados que pertenecen a Blackwater –-el nombre, unido a lo que vemos de ellos en las gráficas y en los videos ya tiene visos de película de horror-- ha puesto a la vista de hasta los más ingenuos el mecanismo del gobierno de EEUU para usar soldados de diversas clases que les permiten varios engaños:

Ufanarse de un bajo número de soldados desplegados en Irak, lo que apoya su tesis de una guerra inteligente, con misiles inteligentes, con pocos combatientes, que habría de salirle barata a EEUU y a sus aliados. El grueso del dinero, dijeron, se iría en la reconstrucción.

Cierto que comenzaron la invasión con un séquito aparentemente menor. Lo que hubo de ser cambiado casi de inmediato porque no fueron recibidos con dulces. Lo que pocos vieron, porque la prensa no le dio importancia, fue el gran número de ‘asistentes’ de la soldadesca para realizar labores que, en el pasado de la humanidad, han llevado a cabo todos los soldados de todos los ejércitos habidos y por haber. Hace meses hablé de la privatización en la guerra como de un nuevo fenómeno capitalista.

El contratar a compañías –-cuyos dueños son escogidos cuidadosamente para que las ganancias queden en familia-- para ejecutar tareas varias: manejar vehículos, construir los bunkers donde viven los representantes del poder, actuar como ejército no evidente, ha sido un éxito para el imperio y sus más cercanos servidores.

Hasta ahora, cuando Blackwater les ha estallado en la cara, como han estallado los cráneos de los civiles asesinados por los guardaespaldas de los guardaespaldas del petróleo

2 comentarios:

brtitus dijo...

Curioso. Escuchaba ayer en una radio de Boston, como el ex-general Wesley K. Clark relacionaba "Blakwater" con personajes como Dick Chenney y Oliver North. Especulo el ex-general sobre los inicios de este tipo de "empresas privadas" que en realidad dijo (mi traduccion libre): "vienen desarrollandose desde los dias del conflicto con Cuba, pasando por lo ya bien sabido de Iran-Contra y Centroamerica". Esta "cancion" ilustra que al ex-general no le dieron parte en el business mercenario y que Blackwater llego para quedarse por largo rato.

Ana dijo...

@brtitus: tiene toda la razón mi querido amigo. Ya funcionaban en décadas pasadas. Ahora han crecido estos cuerpos a los que ya no se les llama mercenarios, porque los mercenarios actúan por su cuenta, y estos pertenecen a una entidad específica

Hay toda clase de asistentes, no solo guardaespaldas o soldados de fortuna --fortuna ¿para quién?-- que también ganan lo suyo, y que como todo asalariado, tiene un empleador que suele quedarse con la parte del león.