jueves, agosto 02, 2007

Aun así puede jugar fútbol


El mongol Asashoryu, el máximo campeón de sumo, ha sido penalizado por haber jugado un partido amistoso de fútbol cuando se había excusado de participar en varios compromisos en Japón, a causa de lesiones en la espalda y en un codo.

Asashoryu, cuyo nombre quiere decir dragón azul del alba recibió lo que sin duda es el golpe más doloroso de su carrera: ha perdido el 30% de su salario por entrar a la chamusca y ha quedado fuera de los dos próximos campeonatos de sumo.

Muchos, sin duda, se darán cuenta que unas libras de más ni son obstáculo para jugar fut con los vecinos del barrio.

2 comentarios:

Goathemala dijo...

Me lo imagino como defensa y daría pánico acercarse a él.

¡Mira que obtienes noticias raras!

--
Saludos.

Ana dijo...

Maña de periodista...