miércoles, junio 27, 2007

¿Peter o Murphy?

Las malas lenguas cuentan que para cuando llegaron a las oficinas del TSE los miles de carteles que mandaron a hacer para indicarle a las personas dónde podían empadronarse o poner al día sus datos, eran las ocho de la noche del día en que se cerraba el plazo para hacerlo.

Acotación al margen: los otros miembros del TSE, aprovechando la ausencia del presidente del organismo, despidieron a los encargados de las finanzas de ese tribunal. ¿Qué significa este asunto? Algo relacionado con el manejo de los dineros, sin duda, diría Perogrullo.

Me pregunto, si una cosa tan simple como mandar a hacer carteles y distribuirlos a tiempo no fue posible ¿qué irá a pasar con los trámites para instalar algo así como 17,000 mesas electorales?

¿Habrá, como dice Peter, escalado el TSE a su nivel de incompetencia? ¿o sigue los postulados de Murphy sobre que si algo tiene la posiblidad de salir mal, saldrá mal?

1 comentario:

Carlos C, dijo...

Me alegra que alguien mas haya reparado en que no habia informacion sobre el lugar, horario, etc. de las mesas de empadronamiento, no creo que sea el principio de Peter, ni las leyes de Murphy, mas parece ser la ley de Herodes, inventada por los mexicanos y recientemente perfeccionada por algunos guatemaltecos.....