viernes, mayo 11, 2007

Siguen las farmacéuticas

La compañía Purdue Pharma, fabricante de OxyContin, un potente analgésico obtenido del opio, y tres de sus ejecutivos se confesaron culpables de engañar a médicos y pacientes, al afirmar que la droga era menos susceptible de inducir a la adicción que los narcóticos tradicionales. Aquí se puede acceder al prospecto real de la droga.

Ante una corte federal, la compañía aceptó pagar 600 millones de dólares, una de las multas más grandes pagadas por las farmacéuticas. Los tres ejecutivos, que incluyen al presidente de la compañía y a su abogado más importante, también pagarán una suma que asciende a 34.5 millones de dólares.

Otra farmacéutica, la Bristol-Myers Squibb, también se declaró culpable de pretender mantener el monopolio de la droga Plavix, una medicina anticoagulante. La Bristol-Myers había firmado un acuerdo secreto con la compañía canadiense Apotex, que fabrica genéricos, para que no comercializara una copia de Plavix y tener así todo el mercado para esta.

¿A dónde van las multas? ¿Al tesoro de EEUU? ¿O a los estafados enfermos? Al fondo común, sin duda. De los enfermos nadie se acuerda, excepto para ordeñarlos al máximo.

3 comentarios:

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Muchos médicos me han comentado que los medicamentos genéricos no contienen la misma formulación que los creados por farmacéuticas, ya que las últimas tienen un equipo en donde es requerido que se someta el medicamento a una investigación para ser aprobado y lanzado al mercado, ese procedimiento es bastante oneroso, por ello, los medidcamentos de marca, (el caso de Plavix), son más caros que los genéricos. Estoy conjeturando, pero si la Bristol-Myers Squibb no desea que Apotex fabrique genéricos de Plavix puede ser por eso, no por tener el monopolio.

Ana dijo...

Mi querida Mónica: cuando ya se hizo la investigación por parte de los laboratorios grandes, la fórmula está ahí, no necesia ser investigada. Luego los grandes laboratorios tienen un tiempo etipulado por ley para ser los únicos productores. Después de este plazo, ya se puede hacer genéricos, como los que fabrican aquí en Guate en laboratorios muy serios. Y en muchos países.

Los grandes laboratorios les 'lavan' el cerebro a los médicos para que no receten los genéricos, y los médicos que no tienen conocimientos de investigación y que están metidos en el día a día, les creen. Y ese es uno de los problemas por los cuales las medicinas solo están al alcance de unos cuantos.

También es cierto que hay malos laboratorios, de eso, ni hablar, y nos enteramos de los casos. Vea el caso de China, vendiéndole veneno en vez de glicerina a Panamá.

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Tal vez por confiados nos creemos todo lo que nos dicen, yo estudié psicofarmacología como parte de mi formación y nos decían lo que comenté, que parte de la investigación se basa en varios tipos de pruebas: ciego, doble ciego, etc., pero no me dijeron que exisía un tiempo estipulado, ¿existe algún sitio al que pueda acceder para tener la información más amplia?