lunes, mayo 21, 2007

Las sorpresas de André

El filósofo francés André Glucksmann no deja de sorprenderme. Con su maniquea propuesta sobre el nihilimo y los no nihilistas, recientemente le dio la razón al señor Bush, aunque aclarando que solo en la parte que se refiere a Afganistán. A su debido tiempo, dijo que Hiroshima y Nagasaki habían salvado vidas, que fue la propuesta a posteriori de los gringos.

Ahora dice que los franceses votaron por Sarkozy porque era el que estaba más a la izquierda, y que ha recogido la estafeta de Cohn-Bendit. ¿Cuál Cohn-Bendit? ¿El anarquista, el revolucionario que participó en el mayo francés o el verde actual?

1 comentario:

Goathemala dijo...

¿Si? Supongo que lo de las bombas atómicas es porque consideraría que la guerra se estancaría y causaría aún más bajas. Eso se llama historia ficción.

¿Sarkozy más a la izquierda? eso sí que ni con política ficción lo capto.

Saludos.