lunes, mayo 07, 2007

En contra de amnistía para maestros

La Fundación Mirna Mack se ha pronunciado en el caso de la aministía que piden los dirigentes magisteriales, llamando la atención a las condiciones de impunidad que vive el país, 'donde más del 96% de los delitos quedan sin sanción --en especial los de mayor impacto como los delitos contra la vida y la libertad sexual-- la emisión de un decreto de amnistía constituiría un mensaje en extremo negativo que redundaría en el fortalecimiento de los mecanismos que obstruyen la administración de justicia'.

En un extenso comunicado la FMM afirma que los agentes de la impunidad y quienes se benefician con ella hallarían en los diputados a sus mejores aliados y recuerda que apenas un año atrás, el congreso emitió un decreto que reducía las penas de prisión por crímenes 'propios de la delincuencia organizada'.

Cuánta razón tienen Helen Mack y su equipo de trabajo en este asunto.

8 comentarios:

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Varios grupos políticos, se encuentran dispuestos a otorgar un mal precedente a los integrantes del magisterio, dándoles a entender que se puede permitir cualquier berrinche, con tal de obtener votos a su favor.

guisho dijo...

Totalmente de acuerdo. Es un insulto que estos señores estén pidiendo amnistías.
Saludos,

Luis H.

G.Ruiz dijo...

Cierto este tipo de argucias legistalivas son las que han deteriorado la credibilidad del congreso. Y como dicen por aca Totalmente en contra de la amnistia
o como escribi Impunidad solapada
saludos

Wingston González dijo...

puede que sea justa la demanda del magisterio, pero el fin no justifica los medios. dar semejante ejemplo por esa vía no es lo mejor para la situación actual.

lu! dijo...

Así muchos se aseguran el puesto en el congreso... que podemos esperar si estamos en visperas de las elecciones.

saluditos y besos Ana María!

lu!

ahh por cierto, todavia no hay respuesta de mi pregunta a la foto que te comente, como nos hacemos los locos verdad?

Anónimo dijo...

Me parece injusto analizar desde la misma perspectiva una acción delincuencial cualquiera, con su carga de impunidad y todo lo que quieran; y la protesta social criminalizada por parte del fascistoide gobierno de Berger.
El Congreso -con todos los calificativos que quieran- no hace sino corregirle la plana al represor organismo Ejecutivo, cuya vocación represora se evidencia especialmente cuando de perseguir y neutralizar -política o físicamente- sindicalistas se trata.
La mal famosa anmistía no se compara con ninguna otra componenda hecha vía OL por cualquier otro grupo de presión. En todo caso la responsabilidad cae en la insolente ministra, cuyo mayor logro ha sido el jinetearse 100 millones de quetzales, a través de su esposo, para infraestructura aeropuertaria.
Ignoro el contexto en el que la FMM se pronunció al respecto, pero me parece una posición ligera, superficial y poco analizada. Digna de un "cum laude" cualquiera de los que abundan en la Marro, por ejemplo.

guisho dijo...

La mal llamada "propuesta social" no ha sido "criminalizada" por este gobierno. Las faltas en las que han incurrido los maestros son faltas desde hace mucho tiempo, y en cualquier lugar del mundo deben de ser faltas.
Definitivamente no está al mismo nivel las faltas cometidas con otro tipo de crímenes, pero no dejan de ser contra la ley.
Lo más triste es que el legislativo se está asignando poderes que no le competen. El poder legislativo NO puede decretar amnistías por este tipo de cosas. Si hay una ley, y esa ley NO se cumple se DEBE pagar por esa falta. Esa ley se hizo con el congreso y NO TIENE SENTIDO hacer leyes para luego otorgar privilegios a algunos cuando las faltan. Pero sobre todo el Congreso NO TIENE EL PODER para hacer este tipo de excepciones. Saludos,

Luis.

charakotel dijo...

De acuerdo, es necesario que se haga respetar la ley y ojalá las faltas [cometidas] "desde hace mucho tiempo" fueran sancionadas conforme a su gravedad. Pero sucede que el Mineduc tiene esa curiosa vocación de levantar actas a todo aquel que osa sindicalizarse y participar de las actividades legítimas y legales que conlleva el estar adscrito a este tipo de instancia gremial.
Para mí está claro que el gobierno intenta no solo criminalizar la protesta (que no "propuesta") social, sino socavar el capital político de Joviel Acevedo mediante el ataque directo -sanciones administrativas por su adhesión a la protesta- a quienes le apoyan, persecusión política con barníz de persecusión legal -que es tan o más corrosiva que la cacareada anmistía- así como la campaña mediática desatada en contra de Acevedo, teniendo en siglo xxi la representación más vulgar de dicha estrategia.
Que el sindicalismo y el Congreso no son precisamente los paladines de la democracia y la representación popular, de acuerdo. Que la anmistía cobijaría algunos malandrines, también de acuerdo; pero tampoco estoy de acuerdo con comparar esta lucha política (de clases?) con "los delitos contra la vida y la libertad sexual" según la cita del comunicado de la fundación Mirna Mack. Esto último sí que raya en lo absurdo y para opinar con mayor objetividad tendría que leer el comunicado de marras que a vista de pájaro es preocupantemente superficial.

Saludos cordiales y solidarios.

daniel