martes, abril 10, 2007

Habría sido carro bomba



Al señor Alan Mulally, a la derecha en la foto, es a quien hay que agradecer que el señor Bush no se haya inmolado accidentalmente. El más alto dirigente de la Ford Motor Company le comentó a los periodistas neoyorquinos su intervención redirigiendo la mano del inefable para evitar el efecto carro bomba.

En una feria automovilística Bush fue invitado a darle el estartazo a un automóvil híbrido, movido por electricidad y por hidrógeno. Mulally intervino antes de que el señor Bush enchufara el cable de la electricidad en la entrada del hidrógeno.

El off the record no funcionó y ahora el cuento le da vuelta al mundo.

1 comentario:

Goathemala dijo...

Me ahorro el comentario...