lunes, abril 02, 2007

En Semana Santa

En verdad, no necesitamos a Carlos Jesús para nada los centroamericanos, que ahora andamos a la greña por causa del puertorriqueño José Luis Miranda, quien dice ser el anticristo y encabeza la secta Creciendo en Gracia.

El anticristo criollo ha amenazado con venir a estas tierras después del 10 de abril, pero no contaba con que los propios presidentes de Honduras y El Salvador ya han dado órdenes muy claras para que se le impida el ingreso en esos países.

Afirma el anticristo que el pecado no existe y que cada cual debe vivir a su antojo. El arzobispo de Tegucigalpa, Oscar Andrés, Cardenal Rodríguez, sin entrar en discusiones filosóficas o religiosas, afirmó que los seguidores de Miranda son débiles mentales y espirituales.

El presidente salvadoreño, Tony Saca, ha recibido una amenaza pública de Miranda, quien anunció que El Salvador va a sufrir un terremoto porque le han negado la entrada.

Lo que aterroriza a los gobiernos es ver en la calle a la gente con la cifra fatídica, el 666, tatuada en la frente.

Hasta el momento, las autoridades guatemaltecas no han dicho esta boca es mía, pero no sería raro que en un arranque de religiosidad similar a la de sus homólogos vecinos vetara al anticristo su ingreso al país.

Lo anterior sucede al inicio de Semana Santa, que en Guatemala quiere decir o estampida hacia las playas o penitencia en las innumerables procesiones que ya comenzaron desde los primeros días de la cuaresma.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, la libertad es la libertad!!!! Si nos creemos libres y respetuosos, nadie debería de oponerse a que venga ese señor a GT. Es más, creo que ya estuvo por aquí. Lo cierto es que cada quien es libre de creer en lo que le venga en gana. A mi me parece que ese “dios” padece de algún trastorno psicológico y realmente se cree que es el mesías o lo que sea. Muy diferente de los otros “pastores” que lo único que les interesa es la billetera de sus feligreses…. Incluyendo iglesia católica (les interesa el monedero) y demás yerbas new age.

LuisFP

jose lopez dijo...

La Iglesia (católica y evangélica) siempre están alertas ante la entrada de posibles competencias que se ganen a todos aquellos/as que ellas mismas se han encargado de dejar huerfanos/as.

yo -cristiano- estoy de acuerdo que dejen entrar a ese fantoche de humanista, problema de cada quien, que haya algunos tan inferiores que anden buscando cualquier subterfugio para no enfrentarse con su realidad.

shute quesuno dijo...

Hay que decirle a ese señor que la huelga de dolores ya pasó y que vaya a armar su desfile bufo y su circo a otro lado. Chingadera pues.

charakotel dijo...

Quienes salen ganando con todo este barullo, son los que ofrecen salvar almas por módicas cuotas mensuales (sean limosnas o diezmos).
Hasta me imagino a curas y pastores agradeciendo -a Dios?-la aparición de este personaje que viene a revitalizar la fe cristiana, y de paso las arcas de sus siempre necesitadas iglesias.

Amén.

Feliz descanso!

Goathemala dijo...

Veinticinco personas. Ese fue el número de creyentes que se agruparon y tatuaron el 666 en la Plaza Marqués de Vadillo.
Algunas veces sopeso que lo que quieren estos lunáticos es publicidad.

Mi madre ayer vio en una iglesia de Madrid, el Cristo de Medinaceli, entrar a un señor con mostacho, tacones, batín de casa y sujetador rojo por encima del batín. Estuvo media hora en primera fila hasta que un franciscano le advirtió que con ese atuendo no podían realizar una misa de Viernes Santo.

¿Un provocador o una extraña promesa?
Es que hay de todo.

Saludos.

Wotzbely Suárez dijo...

No sé si se cumplirá la profecía del terremoto en el Salvador, como puede estar hablando metafóricamente, cualquier cosa puede hacerla realidad. Lo que si sé es que nuestra pitonisa, Ana, profetisó que le iban a vedar el ingreso a GT al anticristo y, "cabalito", se cumplio.

Felicitaciones por tu blog. Es muy interesante.