sábado, marzo 17, 2007

El wannabe

La palabra anterior, en Guatemala, tiene una carga peyorativa y se aplica a los que queriéndolo ser, no son. Pero no es tan soez como la palabra muco o muca, usadas por los wannabe para designar a un criado o criada, pero llamándolo de la manera más inmunda que puede haber.

Generalmente no me dedico a criticar las columnas o blogs de quienes ejercen el clasismo o el racismo en cualquiera de sus divinas versiones. En su estercolero viven. Pero la columna de Luis Figueroa hoy en Prensa Libre, llamando mucos a los maestros, y diciendo otras impertinencias me ha soliviantado.

Ya Jorge Palmieri fue desterrado de elPeriódico, aunque no por cuestiones deontológicas sino de política. Prensa Libre haría bien en revisar qué cosas se publican en sus páginas.

El discípulo de Miss Lila, Miss Helma y Mrs. Benítez extiende su baba sobre quienes se manifestaron contra Bush y sobre los estudiantes de Xela. La verdad, cualquiera puede opinar lo que desee. Pero hay algo que se llama ética, que se debe respetar. Siempre.

Ni las misses ni mistresses ni el resto de los catedráticos calaron en este señor.

4 comentarios:

charakotel dijo...

... Otro orgullo marroquiniano, señora.

Abrazos desde este la'o...

lu! dijo...

Si algo me parece tan ridiculo en la educacuón privada de Guatemala, es que los maestros sean llamados "miss o Mrs." puesto que estamos en Guatemala como antes dije, esto refleja que la educación que tuvo este señor Luis Figueroa fue de un nivel mmm... digamos alto, entonces el no pertenece a la clase cholera y muca de Guatemala; ahora me pregunto yo, será que sus misses y mistresses le enseñaron a hablar asi: -En la tele, vi a una señora especialmente desagradable cuando agitaba sus chiches aguadas frente a las cámaras, en la única escena que debe haberle causado miedo al visitante (en el remoto caso de que la hubiera visto).-

Yo solo pregunto, será que es esta otra muestra más de alienación?

Saluditos cariñosos Ana María.

Cesar Martinez dijo...

Algunos columnistas alegan por cualquier cosa, pero no les importa que hayan niños muriendo de desnutrición, diarrea y otras causas totalmente prevenibles y razón de la "busqueda de progreso". El señor Figueroa es de éstos últimos.

Acerca de la forma de hablar, tengo la suerte de no escuchar ese tono a menos que sintonice Lite FM

Claudia Acuña dijo...

Ay! mi querida Ana María.... Lo mismo platicábamos con Carlos en la sobremesa del almuerzo del sábado. Es increible que se utilice el espacio público (en el que supuestamente se formará el criterio del lector) para hablar de una manera impropia. Si el señor Figueroa piensa, habla y actúa así, está bien que lo haga en su espacio privado, pero no frente a miles de personas que esperan encontrar en las páginas opinativas algún análisis que permita ver las diferentes aristas de un tema. Sin embargo, el hecho de que un profesional con "tanta" experiencia escriba de ese modo, deja mucho que desear, sobre todo a los que estamos iniciándonos en este espacio, tan delicado y privilegiado, donde se mantiene contacto con el otro, con aquel que igual que nosotros, es barro maleable...
Un abrazote