viernes, febrero 23, 2007

La triste mención de la droga

Ya salieron a relucir las palabras droga y dólares en las informaciones de periódicos nacionales que se refieren al asesinato de los diputados salvadoreños al Parlacen y el conductor del automóvil en que viajaban, ejecutados el lunes pasado.

Lo verdaderamente triste es que los presuntos asesinos son policías, entre ellos el propio jefe de la unidad contra el crimen organizado. Fueron atrapados porque cuando hay presión, hay investigaciones a fondo. Tres días les llevó dar con los presuntos culpables.

Cuando se sabe que un dispositivo que llevaba el carro donde viajaban los policías acusados fue pieza clave para desenmarañar el crimen, dan ganas de pedir que todos, pero absolutamente todos los vehículos de Guatemala utilicen tal dispositivo.

En los próximos días, o se desvelarán más detalles o todo caerá en el silencio con el que se suele apaciguar los temas enojosos. Apuesten a lo que seguirá.

4 comentarios:

wingston gonzález dijo...

porque hay presión. o sea el que sistema de justica en guatemala no está mal. tres días para un crimen tan bien ejecutado (eso hay que admitirlo, no es perfecto pero está muy bien estructurado). o sea que la policía no es tan incapaz como se dice. pero porque hay presión internacional y todo eso. quizá con esa presión pueda liberarse al otro sampedrano que creo que en estos momentos está secuestrado y peor aún, atrapado en un bárbaro silencio.

charakotel dijo...

Se me ocurre pensar, por qué agilizaron la investigación en este caso?
Por haber sido diputados salvadoreños las víctimas?
Para evitar que llegaran gringos del FBI y destaparan una más grande olla de grillos?
Quiénes más están involucrados en este aparentente oscuro negocio?

Saludos.

S2RD2 dijo...

Apuesto por el silencio, como la mayoría de veces ocurre.

soyChapin dijo...

lo particular de los blogs... resultan una profecías lamentables.

Llegó el silencio de los implicados... pero ¡de qué callada manera! Triste.