jueves, diciembre 21, 2006

Melosos y cursis

En estos días hay que andar con cuidado entre las páginas de los diarios y por entre las imágenes de los noticieros locales. Rezuman miel, crema batida y azúcar hasta indigestar al público. Las columnas de opinión, muchas de las cuales podrían dejar de publicarse sin mayor pérdida para el mundo, hablan de la Navidad en términos cursis. Pero ninguna como la del señor Parellada --Siglo XXI-- en la que nos cuenta cómo él y su familia entregaron regalos a ciertos pobres. Caramba, si se cree en la caridad en vez de la justicia social, tampoco hay que hacerse la propaganda. Pero así son.

3 comentarios:

Lu! dijo...

jaja quería poner celoso a Santa...


saluditos Ana

Juan dijo...

Fyodor Dostoevsky decia que EL SENTIMIENTO DE CULPA ES UN SENTIMIENTO NOBLE....Pero un gran problema Judeocristiano y Burgues...

charakotel dijo...

La caridad suele sustituir a la solidaridad por estos rumbos...

Saludos fraternales señora doña Ana.