martes, noviembre 14, 2006

Los amigos de papi

Cuando a un niño se le cae el barrilete, generalmente acude al padre para que le recoja el juguete y le ayude a echarlo a volar. Aunque la analogía no es la más apropiada para un caso donde ha habido cientos de miles de muertos, y que ha creado una guerra civil que quién sabe cómo va a terminar, lo del papi al rescate es totalmente cierto.

George W. ha llamado a los amigos de su papá para que lo ayuden a levantar una leche que jamás podrá ser recogida. El llamado de urgencia ha sido Robert Gates, un ex espía que medró en su trabajo, tanto que llegó a dirigir la CIA. James Baker, ex secretario de Estado en el tiempo de papi, dirige un grupo de estudios para Irak que se fundó el 15 de marzo pasado.

Gates, como ustedes saben, estuvo detrás del Irangate y los contras en Nicaragua. El atildado señor Baker debe su fortuna al Grupo Carlyle, y ha manejado en él los negocios de los bin Laden y los Bush. En la actualidad, Baker trata de cobrarle a Irak, por cuenta de Kuwait, la suma de 27 mil millones de dólares.

Poco a poco iremos sabiendo quiénes más ayudan al pobre niño.

3 comentarios:

Cesar Martinez dijo...

Bush es solo el monigote de los intereses imperialistas. Como ya quedó claro que ni la campaña militar ni la ideológica funcionan como deben, le mandaron un par de tutores.

Anónimo dijo...

bueno, pero más que pedir ayuda, creo que se la impusieron los amigos de papi desesperados con los berriches y tonterías del niño idiota que todo lo que toca, lo bota al suelo...

lo mejor del cuento, es que el unnameable será recordado por ese desatino en mesopotamia, y si las cosas mejoran, será por la yuda de otras, y si empeoran, la culpa será siempre de él... así que en este caso, el consuelo nos lo dará, la historia

Lu! dijo...

no hay nada más patetico que Bush... realmente no tengo palabras para ese ser, pues creo que ni llega a la categoria de hombre.