domingo, noviembre 19, 2006

Alergia a pantomimas

Casi se me cae el pelo cuando veo la fotografía en el Siglo XXI: el señor Berger, Jody Williams, Rigoberta Menchú y Oscar Arias --estos tres últimos, premios Nobel de la paz-- arrodillados frente a una escuálida alfombra de pino bordeada más escuálidamente por unas rosas, en singular ceremonia de mentiras. Como cuando los niños juegan a las comiditas con trastecitos vacíos. Uno tiene que imaginarse el contenido.

Orando por la paz, me digo, o para para que ya no seamos tan cochambrosos y dejemos de robar o dar mordidas.

Se aceptan comentarios

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No he visto la foto pero la estampa descrita ya me sorprende porque siempre pensé que la paz se conquistaba, especialmente por aquellos que tienen influencia o poder como ellos.

Saludos.

Cesar Martinez dijo...

Tampoco he visto la foto, es mas, ni siquiera voy a buscarla porque puede que si se me caiga el pelo. De todas formas no me gustan esas farsas.
Saludos

Calixto dijo...

Pero es que basta ver atrás de los protagonistas, cámaras por todos lados y guardaespaldas.
Era una ceremonia para la foto, para entrar al circo mediático. Mejor hubiera sido un vídeo, tal vez hubieramos visto que no tenían ni idea de lo que estaban haciendo. Los indígenas estarán enojados de ver que utilizan sus ceremonias para hacer un chiste.
Paz

Anónimo dijo...

bueno, a falta de ideas, teatro...

charakotel dijo...

Y que teatro más patético...

Lu! dijo...

...mmmm (creo que hoy no hay comentarios)

saluditos para ti.


lu!

Mar de Isaac dijo...

Esa imagen debo verla.

Acaso me la imagino inexplicablemente surreal.



Pronto vuelvo...