jueves, mayo 01, 2008

Un retazo de mi mayo del 68

En realidad el cambio había comenzado antes, pero la revuelta de los estudiantes franceses en mayo del 68 ha venido a constituir --ya se veía así desde entonces-- el icono tras el cual se encuentran, entre muchos sucesos libertarios, las luchas por los derechos civiles encabezados por Martin Luther King, la evidencia de la brutalidad del régimen de Díaz Ordaz salida a luz durante la matanza de Tlatelolco, el cambio radical en la música –-los Beatles, los Rolling Stones y Cía-- pero sobre todo, un movimiento destinado en busca de la autonomía.

Dentro de la autonomía: la minifalda, una prenda que quería decir libertad y que no tienen nada que ver con los atuendos de hoy, destinados al consumo.

Autonomía para las mujeres, para las minorías, para todo el mundo. Deseábamos y luchábamos para construir una sociedad nueva y solidaria. Cinco años más tarde publiqué un libro hablando sobre lo que somos y queremos las mujeres, el primero de unos cuantos en los que me he rebelado públicamente y he dicho claramente lo que pienso.

A cuarenta años de esa revuelta en la que vimos a Bertrand Russell alzarse sobre las barricadas acompañando a los jóvenes a pesar de sus 90 años, el inefable Sarkozy le habla a un público -–lo vi en la tele-- entre el cual hay muchos jóvenes, y de manera falaz afirma que mayo del 68 fue un momento en el que se borró la ética, se perdió el sentido de la diferencia entre el bien y el mal.

La verdad, aquel momento fue aprovechado por los trabajadores que se sumaron a la huelga y a la toma de las universidades. Los sindicatos lograron firmar con el gobierno nuevos acuerdos a favor de los asalariados.

Daniel Cohn-Bendit, quien es ahora diputado de los verdes, dice que es preciso llevar a cabo una nueva revuelta y yo no puedo estar más de acuerdo con él. Hace ya algunos meses, en este espacio, afirmaba que ha llegado el momento de emprender une fois de plus un cambio radical, y lo repito.

8 comentarios:

G-russo dijo...

el logro de las generaciones que si tuvieron los huevos de enfrentarse con lo que no esta bien, es palpable cada dia en un mundo un poco mas igualitario que ayer,,,,,,,,

Goathemala dijo...

Pues sí, algo habrá que hacer para salir del placentero conformismo de la sociedad de hoy, cada vez importa menos el sufrimiento ajeno y más el propio. No nos enteramos que es exactamente lo mismo pero desde diferente perspectiva.

Abrazos de ambos, amiga.

EDS dijo...

La gran diferencia entre aquella juventud y esta, es sencillamente que ésta vive alienada por el consumismo, ya no lee, no analiza y sobre todo, ya casi no piensa.

Pero de algún lado saldrá la nueva revuelta pues ya es una necesidad.

Saludos.

Anónimo dijo...

Si un día se repite algo similar, será seguramente en Francia. En Guatemala ni de chiste.
Hasta para armar bochinches somos malos.

Gabriel Arana Fuentes dijo...

1154que tal Ana Marìa, quiero hacerle dos preguntas, sobre su experiencia con el cigarro para un especial del dia contra el tabaco. Tratè de llamarla al periòdico pero usted ya no estaba. Intentarè el lunes buen dìa.

Gabriel

Goathemala dijo...

Un fuerte abrazo mío y de mi esposa. Amiga, espero que todo te marche bien.

Galina Tolmacheva dijo...

Soy bastante distopica para referirme al presente.
La "cosa" ya se volvio muy grande y siniestra como para creer en revoluciones.
NOSOTROS (mi generacion sub-25) somos drogones y estupidos, no como ELLOS que luchaban por un mundo mejor.


Ana, sos una extraordinaria poeta.
Gracias.

tiodédé dijo...

Hermanita,
El tio dede de Paris esta buscando el medio de comunicar con Anna Maria Rodas.A perdido su direccion
abrazos
André Bourda
bourda.andre@wanadoo.fr