lunes, septiembre 10, 2007

Está lejos

Es preocupante que tres candidatos de corte autoritario --Pérez Molina. Giammattei y Suger--hayan obtenido en el departamento de Guatemala tan alto número de votos. Es explicable porque sus discursos mezclaron con mayor o menor éxito retórico la promesa del terrible castigo para los delincuentes y la invocación a Dios, quien sin duda alguna, no tiene nada que ver con las elecciones de ayer.

De hecho, si Dios estuviera pensando en Guatemala, en nuestro país no habría ni pobreza, ni hambre, ni enfermedad, y ni empresarios ni gobernantes serían corruptos, pero lo religioso es una cuestión aparte y solo la menciono aquí haciéndome eco de las miserables apelaciones a un ser supremo que a lo largo del proceso preelectoral han hecho ciertos candidatos.

Semanas antes se tenía la impresión, apoyada por las encuestas, de que Pérez Molina obtendría un alto caudal de votos en la capital; lo que no se esperaba era que Giammattei y Suger llegaran a las cotas que alcanzaron, desplazando incluso a Menchú, que en este proceso ha fungido como una especie de mascota para que, desde afuera, nos vean como respetuosos de la diversidad y demás vainas invocadas por los organismos internacionales como prueba del respeto a los derechos humanos.

Pero si se piensa que desde su nacimiento hace menos de 200 años, el país ha sido gobernado por dictadores de toda laya, y que lo nacional representa más bien los intereses de la oligarquía, comienza a entenderse la mentalidad del capitalino, del chapín propiamente dicho, mentalidad cultivada cuidadosamente desde las elites del poder.

Si agregamos a lo anterior la terrible violencia que impera en el país, especialmente en la ciudad capital, se comprende que las cándidas almas de los electores se hayan inclinado, ayer, ante las promesas de rudeza, rigor y severidad preconizadas por los candidatos en mención.

Hace falta una enseñanza que oriente a los ciudadanos hacia una cultura democrática. Pero si no se vislumbra siquiera la enseñanza universal de las primeras letras, menos podemos esperar que sucedan los cambios que nos lleven a una reflexión más o menos generalizada sobre lo que significa el concepto de democracia y cómo podemos acceder a ella.

Por de pronto, los partidos políticos de izquierda podrían promover una edición gigantesca de La patria del criollo y de otros libros de pensadores democráticos guatemaltecos para su distribución gratuita entre la población. Los efectos serían mucho más exitosos que los dineros empleados en minúsculas propagandas de campaña, que se pierden entre las ofertas de matar disfrazadas de carnavales antigüeños y de plegarias e impetraciones a Dios.

5 comentarios:

Láldert Castello Branco dijo...

Olá Ana...

Obrigado por la citación de mi blog en el dia del blog. Yo acompanho lo noticero sobre las elecciones en Guatemala. Mui violentas. Mi gusta la ideia de Colom presidente.

um abrazo desde Brasil

ps: perdon por mio "portunhol"

Luis Pedro dijo...

Totalmente de acuerdo con su post. Sobre todo con el primer párrafo: involucrar a Dios resulta excluyente para muchos, y los que se sienten aludidos casi ven al candidato como el nuevo Mesías. Recordémonos de la paradójica foto de Pérez Molina y los "chuchitos rabiosos". O cómo Suger se fue quedando con algunos simpatizantes de Viva gracias a dos o tres líneas de la Biblia. El frenético discurso de Giammattei y su eslogan (robado de otro país... muy original...). Tendremos que esperar, Ana María...

Anónimo dijo...

¿Preocupante? es lo que hay!!!!!! Bueno, para candidatos autoritarios le hizo falta mencionar al ex guerrillero Monsanto que a lo largo de su trayectoria “profesional” no ha demostrado mayor aptitud democrática y esta en ese puesto por que sus compañeros en armas con más capacidad intelectual, política e incluso diplomática ya están fiándole espárragos a don satán.

Totalmente de acuerdo con usted con la bajeza de todos los políticos al mencionar a dios, yo no creo en ese personaje y realmente me molestaba ver a Giamatei invocándolo como que fuera vocero de subastas. Usted misma me responde a la existencia de dios en GT o cualquier otro lugar, para los efectos.

No comparto su visión de Suger (por quien voté) de que sea autoritario, pero bueno, yo por lo menos NO tenia a un candidato que fuera perfecto y cumpliera con todo lo que es importante para mi, el por lo menos tenia ideas diferentes y usando las palabras de Einstein: si pensamos resolver problemas usando las soluciones de siempre… lavados estamos (algo así va). Creo que los jóvenes vimos en el más brillo que los demás… a pesar de su avanzada edad, apeló a lo “digital” que tenemos y que el domina a perfección.

Creo que Menchu fue un factor importante, sirvió para que ella se diera cuenta del grado de aceptación que le tiene el país para un puesto tan trascendente y también para que el pueblo se diera cuenta de lo que es ella y podía ofrecer. Punteó alto antes de afrontar las cámaras y tras no poder escudarse tras su gente y sus discursos preparados el encanto se fue esfumando. No deja de ser impresionante y admirable que de un origen netamente antagónico a lo intelectual, pudiera evolucionar y desarrollarse en un ambiente tan demandante como es estar frente a las cámaras y dirigirse a masas de gente, sinceramente me alegro por ella aunque obviamente nunca he compartido su ideología ni principios.

No me trago su comentario que la oligarquía manipulo la “mentalidad” de los que votamos por alguna de esas opciones, sobretodo sin enumerar argumentos. Yo realmente creo que los chapines somos más inteligentes de lo que usted piensa, con defectos de varios tipos, pero no nos tragamos la propaganda barata solo por que no la traten de empujar por el esófago. Ya ve que los unionistas votaron en un 55% para alcalde de la ciudad y su presidenciable hizo el ridículo con un 1% o bien votaron increíblemente en un 10% por el psicópata de Ríos mas su vástago tonto no pasó del 6%. Suger nuevamente con una campaña modesta comparada con otros, llego a un decente 4to lugar.

De cuerdísimo que ese 28% de analfabetas empadronados debería de poder leer y escribir en un futuro, creo que se lo merecen y la democracia (que es el menos malo de los sistemas posibles) se fortalecería aun más.

¿La izquierda? Que decir!!! Según el refrán: donde hay dos izquierdistas hay tres disputas. Nunca se pondrán de acuerdo, su oferta es paupérrima en ideas mas no su presupuesto por que yo vi propaganda de ellos hasta en la sopa, por más que Alejos Botran se posara cual Elle McPerson, no convenció, la cancioncita de Pablo aburrió y los elotes de Sandoval fue algo infantil y ridículo que demuestra poca seriedad para alguien que se precia de ser un político de largo recorrido. Insisto, es calidad y no cantidad, de otro forma el cero iva del mentiroso del PAN hubiera ganado. Cuentos, una buena estrategia es mil veces mejor que una chequera ilimitada (marketing de guerrillas).

Aunque ya se que Alejos estaba allí en busca de inmunidad para protegerse del intento de asesinato doble contra su ex. En fin, creo que las elecciones fueron una buena demostración de lo que la población quiere y espera……… excepciones hay como todo en la vida. Me lamento que no hubiera más sociedad civil disputando puestos de elección popular… los criminales de la guerra (guerrilleros y chafas), burócratas reciclados y gentes con intereses obscuros deberían de ser sustituidos por buenos chapines y chapinas.

Salu2
Luis Pujol

Goathemala dijo...

Ya me dijo mi esposa que quien apelara a la testosterona y al ojo por ojo, pasaría a segunda vuelta y posiblemente ganaría. Lo de incluir a Dios en la política le hace un mal a Dios y sobre todo a la política misma.

Ya estamos regresando de un viajecito muy bonito por Portugal.

charakotel dijo...

Lo que a mi me entristece de mis contemporáneos es la escasez de personas con visión crítica, que se atrevan a ver más allá de sus narices. La educación -o peor aún, su ausencia- como mecanismo de contención y adiestramiento masivo para perpetuar el status nacido junto a con la "república" ha conseguido lo que mi amiga Renata denomina "epidemia del síndrome de Estocolmo".
Sin verdaderos intelectuales y/o líderes que luchen por construir un proyecto nacional-popular, no existen alternativas reales pues es mucho más confortable apoltronarse en la butaca que el sistema nos confiere por aplaudirle adocenadamente cuales seres acéfalos
Espero que no tengan que pasar otros doscientos años para que empecemos a vivir en una verdadera democracia, pero del relevo generacional -creo- poco podemos esperar.

Saludos fraternales y solidarios. Solo espero no tener que pasar la vergüenza de aceptar que el presidente de mi país es un vulgar y -muy probablemente- criminal chafarote.