viernes, junio 08, 2007

Muera (otra vez) Mercury

El dueño del equipo de fútbol Steaua de Bucarest, Gigi Becali, ha anunciado la prohibición de cantar en el estadio sede del equipo We Will Rock You, una canción del grupo Queen que los fans del club entonaban para amenazar a sus contrincantes, porque Freddie Mercury era homosexual. A cambio, dice, en el estadio Ghencea -–el del club-- solo se escuchará música religiosa y no satánica. ‘Yo pago y pongo la música que quiero’.

Becali, que es polifacético, también se ha pronunciado sobre un desfile y festival gay que se llevará a cabo en Bucarest mañana, afirmando que los homos salen a la calle con el fin de ‘atraer a los niños a sus perversas filas’.

El progresista dueño del club Steaua, que es alto dirigente de un partido político, asegura que la músca religiosa inspira paz y amistad. Las instituciones internacionales deportivas podrían sancionarlo por discriminación, cosa que en Europa se trata muy seriamente.

1 comentario:

Quintus dijo...

¿Y este tipo nos será guatemalteco tu?