viernes, junio 22, 2007

Mal de muchos

Yo solía sufrir porque un alarmante número de estudiantes parecen no haber pasado por la escuela y en general les cuesta comprender lo que se encuentra escrito. Si el tema va precocido o masticado --léase televisión-- algo de brillo les aparece en los ojos y dan señales de que se conectan. No estoy segura de que en ese estado crepuscular entiendan del todo, pero se conectan.

El fenómeno es global, y un bloguero cuenta la historia de un maestro universitario español que se jala los pelos y sufre porque puso a sus alumnos a leer una columna de Pérez Reverte, el Capitán Alatriste para sus amigos, y los muchachos no pudieron decir de qué se trataba el escrito, aunque terminara con una frase aderezada con uno de los términos que suelen usar los muchachos: ‘Que Lo Recicle Vuestra Puta Madre’.

Ahora que me veo acompañada me ha entrado el alivio.

7 comentarios:

Soledad dijo...

Muy interesante lo que comenta sobre ese fenòmeno. Yo lo vivì cuando fui maestra de secundaria. Digo fui porque despuès de las malas experiencias que vivì decidì hacer algo diferente. Ademàs, la redacciòn de los alumnos en la actualidad es caòtica y en los departamentos es mucho peor. Un ejemplo de ello, un alumno escribiò la introducciòn a un trabajo de investigaciòn de esta forma: "Querida maestra, espero...", ya se podrà imaginar lo demàs.

Mónica Lima Quinto dijo...

Soy docente universitaria, se "supone" que los adultos-jóvenes se encuentran mas motivados que los adolescentes con quienes también trabajo; pero ¡oh sorpresa!, creo que estan igual de desmotivados, pero los ultimos se muestran menos indiferentes.
Luchar en contra de la corriente no es fácil, mucho menos agradable, sin embargo es mejor que dejarlos sin la oportunidad de que desarrollen sus potencialidades.
Saludos,

Anónimo dijo...

Ana:

Como no tengo su email, abuso de este espacio para comunicarle de un programa que habrá mañana en Fox (ya se que prefiere NBC o CBS y sus noticias inventadas a lo Dan Rather) sobre el islam contra el terrorismo…. Creo que va a estar interesante, al final de cuentas, también hay muchos musulmanes que mueren a diario en manos de otros musulmanes por razones tan triviales y absurdas…. Como las que usan para asesinar judíos, cristianos, budistas o ateos……… pero bueno, espero que tenga oportunidad de verlo…

Salu2
Luis

Ana dijo...

Luis: gracias por el dato. En realidad prefiero la BBC, que puede ser, en un 98%, menos sesgada que el resto.

Anónimo dijo...

todo depende del cristal con que se ven las cosas!!!!

http://www.thisislondon.co.uk/news/article-23400983-details/BBC+accused+of+institutional+'trendy+left-wing+bias'/article.do

Igual, creo que el programa será bueno, cuando menos interesante.

Luis

Anónimo dijo...

Hola mi querida Ana María. lo que usted comenta de los estudiantes lo veo en clase. Muchos de mis compañeros ya no quieren ir a la U, yo tampoco, y lamentablemente es por los refritos que la gran cantidad de catedráticos hacen. Pero no todo es culpa del docente. El pensum tiene mucho que ver pues programan hasta tres cursos con distinto nombre pero el mismo contenido y al final es aburrido hablar de tópicos que ya se han discutido y que cada nuevo catedrático NO le da nuevos enfoques. En muy pocos cursos he visto que exista una verdadera empatía con el aprendizaje o la crítica de lo establecido. Un gran número de estudiantes se dedica a hacer dinero y quieren el título porque les ayudará a conseguir mejores puestos, pero su prioridad no es enriquecer su acervo sino sus cuentas bancarias.
Un abrazo,
Claudia Acuña

Elena dijo...

Esa apatía, anomia, indolencia, indiferencia, o cualquier otra designación que connote algo semejante, que diagnosticamos en los estudiantes y en algunos docentes, también, además con presencia en lugares distantes y distintos...¿será una mero fenómeno de época? ¿acaso producto de un sistema educativo que no tiene el menor interes en formar personas con capacidad reflexiva? quizás una exigencia de la lógica de la llamada globalización, que no requiere sino consumidores robotizados...¿podemos ser indiferentes realmente?