jueves, mayo 17, 2007

Lo dice la doctora

Estoy publicando, en elPeriódico, unas columnas sobre la medicina, los médicos y lo que sufrimos los pacientes. A propósito de ello, una médica me envió un texto que me parece pertinente. Reproduzco partes de él:

'A nadie le incomoda un antropólogo encaitado, un periodista desempleado o un poeta muriendo de tisis. ¿¡Pero una médica pobre!? La pregunta clásica es ¿por qué no ponés clínica?

'Ya me cansé de explicar que nunca pude ponerle valor a la sonrisa de un niño que asoma entre las lágrimas al sentirse aliviado, al primer llanto de un bebé, a la poesía del anciano que te mira a través de la catarata o del incipiente glaucoma y llora porque el medicamento cuesta el triple de su pensión, y que entonces regalás la consulta y llorás tú porque no pudiste cubrir ni el pago del local. (Qué falta de visión empresarial, dirían los marros).

'Ya me cansé también, de recibir un salario por un trabajo mediocre en hospitales donde la frase ‘no hay’ se repite todo el día, desde el jabón hasta el hilo para un útero que se desangra entre tus manos y que hay que coser a toda prisa rezando para que el hilo viejo resista porque, casualmente, ese preciso día se acabaron las suturas.

'Ya me cansé de las agresiones de los afiliados que merecen un mejor servicio y que no pueden entender mi cansancio, mis ojeras, y la falta de medicamentos en un lugar que ellos pagan puntualmente y que sus patrones hace años dejaron de pagar.

'Ya me cansé de entregar una receta a unas manos que no la van a aplicar, o pasar media hora explicando un procedimiento que no tiene sentido y que no se va a realizar, porque no hay cómo comprarlo, para saber que luego la receta fue enterrada con el pobre hombre, que murió de olvido'.

Yo no lo podría decir mejor.

2 comentarios:

marielos dijo...

Hola Ana María, he estado leyendo sus columnas, y yo defiendo a los que forman parte de mi familia, porque se que ellos son de los que hacen esas excepciones de no lucrar con el dolor y con la pena que causa una enfermedad. Pero también se que existen muchos otros que solo están viendo como "amarran" al paciente a tratamientos largos y caros para su propio beneficio.
La semana pasada tuve que ir al médico y llegué con una tomografía previamente realizada. Este médico me dijo que el se peleaba con los que le referían pacientes porque hacían gastar en exámenes a veces innecesarios o costosos, antes de descartar las causas más comunes y que probablemente con una radiografía podían evidenciarse. Y tiene razón.
Saludos cordiales

Mónica Lima Quinto M.A. dijo...

Todos los trabajadores del area de salud tenemos los mismos problemas, sin embargo, para eso elegimos este tipo de carreras, no para hacernos el bolsillo con el sufrimiento ajeno, sino para servir a la comunidad.