domingo, abril 22, 2007

La privatización de la policía

Sin que nos hayamos dado cuenta del asunto, la seguridad, una de las responsabilidades básicas del Estado hacia los ciudadanos, se ha privatizado en este país. Las agencias de policía y los servicios de seguridad privados han proliferado con los años.

Y me parece que todos funcionan como Dios lo da a entender porque los diputados no han emitido la ley sobre la regulación de las policías privadas; el proyecto reposa desde hace más de un año sobre las estancadas y turbias aguas del congreso, que se remueven un poco en épocas preelectorales, cuando salen de su sopor habitual los representantes del pueblo.

En enero del año pasado se decía que había en Guatemala 127 negocios que prestan el servicio de seguridad, y que poseen licencia. Había 99 agencias más, cuya legalización estaba en trámite. Se había detectado el funcionamiento de 31 negocios o agencias de seguridad que funcionaban en forma clandestina.

Hay alrededor de 20,000 policías nacionales frente a los casi 200,000 policías que trabajan para todos estos cuerpos privados: los legítimos, los en trámite, más los clandestinos. Lo dicho, privatizaciòn.

5 comentarios:

Guillermo Pineda dijo...

Me parece aterrorizante el dato de que tenemos 200,000 policías privados!

Acaso el gobierno no está cumpliendo lo único para lo que debería ser bueno??? me refiero a velar por la seguridad de sus ciudadanos... eso es preocupante.

Estado fallido? POR SUPUESTO!

Un pueblo dormido y con temor? TAMBIÉN CIERTO Y esto SÍ me asusta!!! Muy bien dijo Monterroso en el exilio que una vez el pueblo dejara de luchar y mantuviera silencio el prefería morir... Murió en el 2003 y Guatemala ya había dejado de luchar muchos años atrás.

Paco dijo...

Lamentablemente el Estado ha fallado totalmente en cumplir su deber: proporcionar a los guatemaltecos con justicia, seguridad y paz.
Sumado a eso, ahora con el despido de mas de 500 policias, muy probablemente vendran a engrosar las filas de la "seguridad" privatizada.
En buen chapín: salimos de las llamas para caer a las brasas...

Juan Pablo Chaclan dijo...

Es triste que una de las actividades fundamentales por las cuales existe el gobierno, GOBERNAR, no pueda ser cumplida.

guisho dijo...

Coincido: la seguridad de los ciudadanos no es una de las labores del estado...es básicamente su función. Por eso me enojo cuando un montón de nenes se ponen a protestar en las calles pidiendo aumento salarial, pidiendo más recursos para esto para lo otro, alegando que esto y que lo otro. No nos hagamos bolas: que el Estado garantice primero nuestra seguridad y luego discutimos lo siguiente.

Cesar Martinez dijo...

La seguridad privada deberia ser ilegal. Yo no creo que contratar a alguier para que si me intentan robar, mate al ladron sea muy distinto de enviarlo a asesinar a alguien.