martes, marzo 06, 2007

Viajar con clase

En su viaje por cinco países de América el inefable señor Bush se hace acompañar de unas 250 personas, equipo de seguridad que lo salvará de los posibles tomates que algunas personas querrían lanzarle sin duda.

Pero además es notorio su equipaje, que se transporta en un avión carguero de la fuerza aérea de los EEUU. Lo integran doce vehículos blindados, una unidad médica móvil --por si tuviese agruras-- y una central de comunicaciones móvil, que forman la caravana que lo acompañará a todas partes.

El señor Bush se desplazará en su limusina Cadillac, qué otra marca podría llamarle la atención a un texano. Además, beberá solo de su propia agua que también lo precede, así como toda la gasolina que necesitan los automóviles de su comitiva.

Lo que no puede es usar es el Air Force One, como le gustaría, porque el aparato está siendo reparado. Sobre la escolta del avión 747 que en su primera escala lo llevará a Sao Paulo no se ha dicho nada aún, pero habrá que verla.

3 comentarios:

soyChapin dijo...

es natural que lleve tanta mierda, si la carga principal es la esencia de la mierda.
(perdón la elocuencia, pero no había sinónimo apropiado)

Ana dijo...

La palabra está en el diccionario y todos nos relacionamos con ella diariamente por mor de la digestiòn.

Calixto dijo...

Son las 4:30 pm y escuché un ruido inusual en el cielo. Cuatro cazas gringos volaban sobre mi casa, horribles aparatos en verdad, seguramente como parte de la seguridad del Bush. Sólo pensar en la capacidad mortífera de cada uno de los aviones me dió escalofríos.
La única solución lógica que pude tomar en este momento fué oír "I'm afraid of americans".
Acá dejo este enlace por si alguien lo necesita durante la visita del presidente gringo
http://www.youtube.com/watch?v=4RmHq5EwCH4

Paz a todos