sábado, marzo 10, 2007

No por un plato de lentejas

En la primera página de Prensa Libre se anuncia hoy que la alianza entre Brasil y EEUU para la producción de bioetanol incluye a Centroamérica y el Caribe. En días pasados preguntaba a los cibernautas su opinión sobre las razones de la visita imperial y apenas respondieron unos cuantos de mis hooligans. El resto calló desconcertado.

Bien, en la tortuosa y desigual relación entre allá y aquí al principio era el banano; luego, el comunismo; más tarde los productos no tradicionales --que cuando les sobran, se dan el gusto de devolver diciendo que están infectados-- y en días recientes, el TLC con el que se han dado gusto destruyendo compañías e industrias nacionales para beneficiar a las basadas en EEUU. (No hemos comenzado siquiera a ver las consecuencias de ese tratado que de todo tiene menos de libre, especialmente los efectos en la agricultura nacional).

Ahora somos buenos para producir etanol barato para el consumo gringo. Pero fijémonos en Lula, y no vendamos otra vez nuestro espacio por un plato de lentejas.

1 comentario:

Goathemala dijo...

En el 2010 todos los barcos europeos deberán de propulsarse con biodiesel de forma obligatoria. No me extraña que el pacto sea visto con miras a la exportación. Ambos (USA y Brasil) son el Nº 1 y 2 en producción agrícola y Europa no dispone de territorio suficiente para autoabastecerse si esa medida se aplica gradualmente a la automoción.


--
Saludos.