miércoles, enero 10, 2007

Preocupaciones febriles

Anoche, viendo una documental sobre el petróleo me preguntaba sobre posibles desastres como consecuencia de la extracción del mal llamado oro negro y esta mañana, leyendo Foreign Policy me encuentro con que hay registrados por lo menos 200 terremotos ocurridos en los últimos 60 años que han sido causados por la minería, la explotación del gas y del petróleo.

También la construcción de represas produce terremotos.

La mayoría de los desastres, dice Christian D. Klose un investigador del Observatorio de Columbia, han sido causados por la explotación de carbón, y no siempre son temblorcitos. A ello se debe el terremoto más grande de Australia donde hubo 13 muertes y pérdidas por 3,500 millones de dólares; y un trío de sismos causó alarma en el campo de gas de Uzbekistán entre los 70 y los 80; uno llegó a los 7.3 grados en la escala de Richter.

2 comentarios:

Juan dijo...

Uno de los metodos que los vampiros usan cuando chupan la sangre a la Madre Tierra es reinyectar Agua, esta probado que solo termina haciendo una contaminacion doble. Yo creo sinceramente que vamos a tener que organizar un movimiento que tenga la capacidad de defender la tierra con machetes..o nadie nos va a poner atencion...El poder no escucha a menos que sea en terminos economicos...http://en.wikipedia.org/wiki/Eco-terrorism

Goathemala dijo...

Cada jugarreta que le hagamos a la naturaleza nos será devuelta. Sin más observe en las fotos recientes que hay en mi blog la abundancia de hierba del terreno. El reino del herbicida.

Saludos.