miércoles, octubre 25, 2006

Mensajes por Internet

Circula en Internet un mensaje en power point donde --sin los habituales errores de ortogafía de los amateurs, lo que ya dice mucho de quienes lo mandaron a producir-- se nos acusa a los guatemaltecos de todos los problemas del país: porque somos perezosos, porque no llegamos temprano nunca, porque tiramos la basura en cualquier lado, porque no le damos el asiento a las mujeres y los viejos, porque robamos la señal de cable.

En las partes más serias se dice que somos un país sin conciencia política, histórica y económica; que los diputados aprobaron (aquí ya son solo los padres de la patria) una reforma fiscal 'que hunde al que no tiene, friega al que tiene poco y beneficia a unos cuantos'.

Luego se anota --otra preocupación de empresario, diría yo-- que los guatemaltecos usamos los lugares donde trabajamos como una papelería al servicio nuestro y de nuestros hijos, por el mal uso que damos al papel, a los bolígrafos, a los marcadores.

No se dice nada de los sueldos de hambre que se pagan aquí; de la paradoja de que en un país con una economía muy sana haya más del 52 por ciento de ciudadanos que vivan bajo la línea de la pobreza; de la irresponsabilidad de los de siempre, que eluden impuestos que bien podrían invertirse en salud, en educación, en justicia. La trampa de querer que nos sintamos culpables de lo que ellos hacen o dejan de hacer.

7 comentarios:

Goathemala dijo...

No lo he visto. Todos los países deben tener cierto grado de autocrítica pero por lo que dices ese Powerpoint se queda en la mera ofensa y en la desviación de responsabilidades.
No les hagas demasiado caso, hay tontos que tienen demasiado tiempo libre.

selenitamx dijo...

A diferencia de Goathemala, creo que sí hay que hacerle caso a esas publicaciones. El "poder" , -la hegemonía si queremos sonar más académicos-, tiene múltiples rostros y maneras de divulgar su ideología. Su recursos son múltiples y lo peor de todo: exitosos, terminan incorporándose a las representaciones de mundo, de sí mismos que tienen las personas. El uso de la ironía, la ridiculización de las personas en la vida cotidiana es una forma de racionalidad que subordina al otro. ¿Se puede ser laxo con eso?

Mucho más, cuando, como bien señala Ana, bajo la forma aparente de la llamada crítica constructiva, lo que se está soslayando son verdaderas razones de fondo que hacen a lo hiriente de la realidad de muchos guatemaltecos.

selenitamx dijo...

¡ah! sí conozco el texto, por cierto.

Cesar Martinez dijo...

Solo encuentro algo contradictorio y es que aunque no me ha llegado por correo la presentación, dificilmente a un empresario le molestaría una reforma fiscal como la que se describe.

!llevan resistiendose a ella 50 años¡

Anónimo dijo...

¿será que el problema es que somos muy chapines y poco guatemaltecos... y orgullosos de serlo?

pero lo que es obvio, es que problema sí hay... y las apreciaciones críticas duelen más cuando son certeras.

Cesar Martinez dijo...

El problema es que aunque las generalidades de la crítica sean ciertas en ciertos casos, tales son explicaciones superficiales que se toman como la raíz del problema, escondiendo lo que verdaderamente es el problema de fondo.

Anónimo dijo...

bueno la mera realidad cuate, es que nose ni como es tu país, mucho menos como son todos por allá, pero tranquilizáte mija por que así como voz está o escribís me hacés creer que estas a la defensiva no he visto esa diapositiva pero mándala que despues te digo lo pienso mi correo es biblia separados por pisos o vonillos como lo llamamos en mi pais OJO es correo es de hotmail. chaito pues.